Los tamales del día de la Candelaria

Cuando la Navidad todavía no termina y aún falta celebrar el día de La Candelaria, el próximo 2 de febrero.

Quien encontró al niño dentro de la Rosca de Reyes en la Epifanía y le toca poner Los tamales del día de la Candelaria, convirtiéndose así en su padrino. La costumbre dicta que hay que cuidar del pequeño hasta La Candelaria, cuando se acude a la iglesia a «presentarlo»; hay quien incluso viste a la criatura con ropas para la ocasión. Tiempo de levantar el Nacimiento que algunos aún mantienen en sus hogares, y fecha cuando se bendicen velas.

Aun en viejos barrios en los mercados de México, hay lugares donde “visten” a los Niños Dios como parte de esta fiesta popular. El primer año lo visten de blanco, sin corona ni trono. El segundo ya puede llevar un traje de color y es hasta el tercer año cuando lo visten como Rey, como el Emperador del Universo, y le colocan su corona y su trono porque ya puede realizar milagros.

Los orígenes de esta fiesta

La Fiesta de la Candelaria surge en el Imperio Romano Oriental en la ciudad de constantinopla. Sin embargo, esta fiesta adquiere matices muy diferentes en México por la mezcla de tradiciones lo que nos ha llevado este día a comer tamales, el origen prehispánico, que es parte de la cultura actual es mezcla de sincretismos.

El 2 de febrero, según la tradición católica, es el día que la Virgen fue purificada y dio las gracias en el templo, los mexicas celebraban el inicio del Atlacahualo, o el principio de la temporada de siembra. Es  en esa fiesta donde los indígenas Nahuas, llevaban a bendecir el maíz que sería sembrado como parte del tributo a los dioses. Cuenta la leyenda, que solo el maíz fué digno material para dar vida al ser humano. El maíz ha estado siempre muy presente en las festividades y ritos, por eso se adoptó de forma natural como elemento clave también en La Candelaria.

Los tradicionales tamales

La combinación de las tradiciones españolas e indígenas, tras la conquista, se dio el sincretismo de estas tradiciones: Los tamales del día de la Candelaria y el Atlacahualo. Y es por eso que la tradición es comer tamales, cuya base es el maíz. Además, de ser un platillo de origen mexicano por excelencia.

En el libro titulado Historia general de las cosas de Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590), explica que, los aztecas, comerciaban con una gran variedad de tamales (del náhuatl tamalli), se vendían en los mercados y su uso tradicional en las ceremonias era recurrente, como el Huey Tecuilhuitl (traducido como “Gran fiesta de los señores”), donde las mujeres, desde el día anterior, preparaban los tamales para honrar a sus dioses.

La tradición familiar

La preparación de los tamales del día de la Candelaria es una tradición familiar, por lo tanto, es acompañado de ciertos rituales dependiendo de el barrio, la ciudad o el estado, como casi todo en este México maravilloso,  y bien, algunas de las creencias que se tienen respecto a la elaboración de los tamales son:

  • Para que los tamales queden “bien”, es necesario persignar la masa.
  • Mientras se preparan los tamales se debe cantar para que no salgan agrios.
  • Si hay alguna persona “hambrienta” o que esté llorando en la casa, debe salirse  porque sino quedan crudos los tamales.
  • Cuando los tamales están “haciéndose del rogar”, es decir, tardan en cocerse, se debe patear o zarandear la vaporera.
  • Una embarazada no debe hacer tamales porque quedan “pintos”, esto quiere decir partes cocidas y partes crudas, y si participa en la preparación debe atarse un listón rojo alrededor del vientre.
  • No se debe abrir la vaporera, durante la cocción porque se encelan y quedan “pintos”.

La gran variedad y riqueza de los tamales en México

Éstos son algunos de los más de 500 tipos de tamales que hay en la República Mexicana. ¿Cuál es tu favorito o el más raro que has comido?

  • En Coatetelco, Morelos: los Tlaconextamalli o tamales de ceniza.
  • De semilla de huazontle los tamales, especiales para Semana Santa.
  • Sabor Anís para algunas ofrendas de Día de Muertos, son una receta de tamales muy sabrosa.
  • Tamales oaxaqueños en la zona del Altiplano y sur del país.
  • Los tamales de frijol con rajas de Aguascalientes, preparados con piña con rompope, piñón con biznaga y dulces de cacahuate.
  • En Baja California: los tamales de Güemes, con carne de puerco y pollo, aceitunas, pasas y aceite de oliva.
  • En Campeche: los tamales con una sofisticada salsa de chile guajillo, achiote, jitomate, ajo, cebolla y especias; su relleno contiene, además de la masa y carne de puerco, aceitunas, alcaparras, pasas y almendras. Parecidos los hacen en la costa de Chiapas, agregando zanahoria y papa picadas, chícharos, pimiento y huevo cocido.
  • En Coahuila y otros estados del norte: los tamales muy pequeños en hoja de mazorca, que suelen rellenarse con carne deshebrada y salsa de chiles secos.
  • En la Comarca Lagunera: los tamales de espinacas; y en Colima, los tamales regios con arroz y costillas de cerdo.

Ahora si encarga tu masa a La Patroncita, por que esta se acaba y organízate con tu familia para prepararlos como más te gusten.

¡¡¡ Orgullosamente di SÍ al Maíz !!!

#lapatroncitarespetandotradiciones #tortillas #masa #lapatroncita #tortilleria #nixtamal #molino #disíalmaíz


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat
¡llama y haz tu pedido ya!